Documentos a texto completo CEPIS/OPS/OMS

MANUAL DE EVALUACION Y MANEJO DE SUSTANCIAS TOXICAS EN AGUAS SUPERFICIALES

Sección 5 : Orientación para muestreo, monitoreo y análisis de datos


5.8 Muestreo de Sustancias Químicas - Columna de Agua y Sedimento

Columna de agua
Sedimiento

Columna de agua

El muestreo de sustancias químicas en la columna de agua debe incluir:

  1. Concentración total de la sustancia química
  2. Concentración de la sustancia química disuelta (usualmente en el nivel de 0,45 m)
  3. Concentración de la sustancia química en partículas (en base a los sólidos). (Esta concentración se puede determinar por diferencia aunque ocasionalmente se debe realizar un análisis de las cantidades independientes para confirmar la técnica analítica).
  4. Unidades de toxicidad

Se debe enfatizar el extremo cuidado que se debe de tomar en el manejo de las muestras, a fin de que el equipo de muestreo no esté contaminado por usos previos y que el material del mismo no proporcione una contaminación. Las botellas de vidrio o acero inoxidable son las más apropiadas. Asimismo, es necesario tener cuidado al obtener una muestra de agua a fin de que las espumas superficiales no se introduzcan en la botella de la muestra, ni que los sedimentos de fondo sean captados por error.

Se debe también considerar el uso de biomonitores en jaula tales como mariscos o peces de agua dulce o salada. El procedimiento consiste en poner un cierto número de esos organismos en jaulas y suspenderlos en la columna de agua en varias estaciones de muestreo localizadas en el río. A partir de los datos del factor de bioconcentración y de las tasas de excreción de la sustancia química, se efectúa una estimación del tiempo para alcanzar el equilibrio. Estos valores varían típicamente de días a semanas para la mayoría de las sustancias químicas. Los organismos son, por lo tanto, dejados en el cuerpo de agua durante, por lo menos, ese lapso, siendo luego retirados y analizados para determinar el contenido de la sustancia química.

Los datos resultantes pueden entonces ser utilizados para estimar la tasa neta de pérdida de la sustancia química para un cuerpo de agua específico (véase la Sección 4). Además, si se dispone de algunos datos de concentración total de la sustancia química en el agua, se puede determinar un factor empírico de bioacumulación en el campo para usarlo posteriormente con los datos de biomonitoreo. Por lo menos, pueden llevarse a cabo experimentos de bioconcentración con los organismos en laboratorio, a fin de obtener un límite superior para la concentración en el agua.


Sedimento

La determinación de la sustancia química en los sedimentos del lecho abarca el muestreo con dragas (muestra alterada) o con muestreadores tipo "Core" (muestra no alterada). Siempre que sea posible, se debe medir lo siguiente:

  1. Concentración de las sustancias químicas en los sedimentos (en base seca) luego del tamizado (véase la Sección 5.7, Sólidos).
  2. Concentración de sustancias químicas en el agua intersticial existente en los poros del sedimento.

Forstner y Wittmann (1979) ofrecen una explicación detallada del muestreo y técnicas operacionales que se han empleado para el análisis de metales pesados en sedimentos.

Si se sospecha que la sustancia química ha sido distribuida a profundidad en el sedimento, debido a antecedentes de descargas por largo tiempo, entonces las mediciones deben llevarse a cabo en los estratos del sedimento sacados de la muestra no alterada. El espesor de los estratos puede estimarse en base a la velocidad neta de deposición de sólidos en el cuerpo de agua particular.


Comentarios al Webmaster

[ Homepage CEPIS   ]