Unidades

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el Saneamiento Básico Rural

Agua y saneamiento rural

Manejo integrado de residuos sólidos

Educación sanitaria y ambiental

Responsables locales del saneamiento básico

La promoción del saneamiento básico

 

 

 

 

   

 

   

Guía de orientación en Saneamiento Básico

 
   

Sistemas de agua y saneamiento rural

2.1

El agua y saneamiento en las zonas rurales

2.2

Fuentes de agua y métodos de aforo

2.3

Principales sistemas rurales de abastecimiento de agua

2.4

Principales sistemas rurales de saneamiento

2.5 Planes de seguridad del agua (PSA)

2.6

Control y vigilancia de la calidad del agua

 

Principales sistemas rurales de saneamiento

 

Niveles de servicio en saneamiento

Opciones tecnológicas en saneamiento

Mantenimiento de los sistemas de saneamiento

 

 
 
Resumen de la 2da unidad:
2.4 Principales sistemas rurales de saneamiento
 

2.4     Principales sistemas rurales de saneamiento

 
   

Niveles de servicio en saneamiento

 

Los niveles de servicio en saneamiento se refieren a las necesidades atendidas por el sistema implantado para la evacuación o disposición final de excretas y de aguas residuales.  

 

Pueden ser a nivel unifamiliar y multifamiliar.

 

 
 

 

Opciones tecnológicas en saneamiento

 

Opción tecnológica en saneamiento comprende la solución de ingeniería que se ajusta a las características físicas locales y a las condiciones socio-económicas de la comunidad. Permiten seleccionar la manera óptima de dotar servicios de calidad de saneamiento a un costo compatible con la realidad local.

 

Las opciones tecnológicas en saneamiento están divididas en dos grupos:

  • Soluciones con recolección por red de tuberías con arrastre hidráulico.

  • Soluciones sin red de recolección (disposición in situ) con o sin arrastre hidráulico. 

En el cuadro siguiente se muestra la correspondencia entre las opciones tecnológicas en saneamiento y sus niveles de servicio.

 

 

 

OPCIÓN TECNOLÓGICA

NIVEL DE SERVICIO

CON SISTEMA DE RECOLECCIÓN EN RED DE TUBERÍAS

Alcantarillado convencional

Multifamiliar

Disposición de excretas y de aguas residuales

Alcantarillado condominial

Alcantarillado de pequeño diámetro

 

 

 

SIN SISTEMA DE RECOLECCIÓN EN RED DE TUBERÍAS

Unidad sanitaria con pozo séptico

Unifamiliar

Unidad sanitaria con biodigestor

Letrina de hoyo seco ventilado

Unifamiliar

Disposición de excretas

Letrina de pozo anegado

Letrina de cierre hidráulico

Letrina compostera o baño ecológico

 

 

La selección de una u otra opción tecnológica debe considerar los siguientes factores:

  • Tamaño de la comunidad.

  • Dispersión de las viviendas.

  • Disponibilidad de agua.

  • Recursos disponibles.

  • Capacidad de los beneficiarios para la operación y mantenimiento.

Una recomendación sobre las opciones técnicas, es la siguiente:

  • En poblaciones menores a 100 familias (450 personas) no se usa alcantarillado. Solo deben considerarse sistemas de recolección sin uso de red de tuberías.

  • En centros poblados entre 100 y 200 familias puede usarse alcantarillado sólo con pozos sépticos y percolador.

  • En centros poblados de 200 a 400 familias se acepta usar alcantarillado con tanques sépticos o con lagunas facultativas, según las condiciones locales.

  • En poblaciones mayores a 400 familias se acepta el alcantarillado con lagunas facultativas o tanque Imhoff.

En cualquier caso, para que se plantee alcantarillado debe contarse con conexión domiciliaria de agua y, si no lo existen, debe tenerse compromisos formales de los beneficiarios de adquirir instalaciones intradomiciliarias (baños o tuberías), asistencia técnica para su instalación y/o sistemas de financiamiento Asimismo, de ser necesario, debe considerarse un tratamiento focalizado de subvención para familias en extrema pobreza (los casos sociales)

 
   

En zonas rurales y pequeñas localidades, cuando el número de viviendas aumenta y se reduce la dispersión, y cuando las viviendas están dotadas de unidades sanitarias, es necesario proveer un sistema para recolección de las aguas residuales generadas.

El alcantarillado convencional es el sistema usualmente utilizado en zonas urbanas, siendo también empleado en algunos casos en zonas rurales o pequeñas comunidades.

Al ser un sistema por arrastre hidráulico, se debe prever la dotación de agua suficiente para su funcionamiento adecuado. Las aguas servidas recolectadas deben ser conducidas a un sistema de tratamiento antes de la disposición final en el ambiente, para evitar la contaminación.

 

El alcantarillado convencional en la mayoría de los casos considera la implantación de la infraestructura, no estando prevista la participación de los beneficiarios en las diferentes etapas de implantación del proyecto.

Guías para el diseño de tecnologías de alcantarillado

Texto

Especificaciones técnicas para la construcción de sistemas de alcantarillado

Texto

Operación y mantenimiento de sistemas de alcantarillado sanitario en el medio rural

Texto

 

 

El sistema de alcantarillado condominial es un sistema de alcantarillado sanitario destinado a recolectar y transportar aguas residuales utilizando el ramal condominial como unidad básica de conexión. El ramal condominial es una tubería que recolecta aguas residuales de un conjunto de edificaciones y la descarga a la red pública en un solo punto.

Desde el punto de vista técnico, el sistema condominial divide la red de alcantarillado en dos componentes: el ramal condominial y las redes públicas

El ramal condominial atiende a un condominio (una manzana o un grupo de viviendas). redel ramal puede colocarse a menor profundidad y es de menor diámetro (usualmente 100 mm), asentada en zonas protegidas alrededor de la manzana (veredas o jardines) o al interior de los lotes. Así, no recibe cargas vehiculares.

Los domicilios se conectan a los ramales condominiales por medio de cajas condominiales, que a la vez tienen la función de elemento de inspección para mantenimiento. Los ramales condominiales se conectan a la red pública en un solo punto, quedando definido de esa manera el condominio como una unidad de atención al usuario. La red pública conduce los desagües hasta el sistema de tratamiento de desagües previo a su disposición final (Lampoglia, Mendonça, 2006)

Así, esta es una propuesta de infraestructura de bajo costo. La reducción del diámetro de la tubería y su menor profundidad permite ahorros considerables en el costo de ejecución de la obra. Con relación al sistema convencional, el alcantarillado condominial permite un ahorro en los costos de inversión alrededor de 40% y hasta más. Por otro lado, la incorporación del componente social resulta en mayor uso de la infraestructura, garantizando la rentabilidad económica y social para el proyecto

El componente social busca incorporar a los futuros usuarios en todas las etapas del proyecto, desde la definición de la ubicación del ramal hasta el tipo de gestión a ser implementado. Estas decisiones se toman tanto a nivel individual (ubicación de las instalaciones intradomiciliarias y su conexión al ramal condominial) como a nivel colectivo (la ubicación del ramal y el tipo de gestión a implementar). El resultado observado es el mejor funcionamiento y utilización de la infraestructura construida (Neder, Lampoglia 2003)

Alcantarillado Condominial - Una Estrategia de Saneamiento para Alcanzar los Objetivos del Milenio. Cepis.

Texto

Guía de Implantación de la Tecnología Condominial por una Empresa de Saneamiento. Sistema Alternativo de Bajo Costo de Alcantarillado Sanitario. GTZ

Texto

 

En el sistema de alcantarillado de pequeño diámetro, las aguas residuales son previamente sedimentadas en un tanque séptico unifamiliar, instalado a la salida de la caja de registro. La descarga del tanque se conecta a la red de alcantarillado, que tiene un diámetro mínimo de 100 mm. Como se efectúa la remoción de sólidos previamente a la descarga a la red de alcantarillado, los requerimientos de mantenimiento se reducen significativamente en la red.

La reducción de la carga orgánica en el desagüe recolectado también se reflejará en una economía en el sistema de tratamiento.

Sin embargo, es necesario prever la limpieza y el mantenimiento periódico de los tanques sépticos, la que estará a cargo de cada usuario o de un servicio municipal o privado, previamente negociado con la asociación de vecinos. Esto último es muy importante para garantizar la operación y mantenimiento del sistema.

 

 

El biofiltro es un humedal artificial de flujo superficial o subterráneo sembrado con plantas de pantano en la superficie del lecho filtrante, por donde las aguas residuales pre tratadas fluyen en forma horizontal o vertical.

Durante su paso a través de las diferentes zonas del lecho filtrante, el agua residual es depurada por la acción de microorganismos que se adhieren a la superficie, y por otros procesos físicos como la filtración y la sedimentación.  Usualmente, los biofiltros son utilizados para poblaciones hasta 10.000 habitantes. Es utilizado después de un tratamiento primario (tanque séptico, Inhoff o laguna).

En el video Biofiltro - Una alternativa viable a las lagunas de estabilización, de Nicaragua, se indica...

Por el desarrollo de las urbes surge la necesidad de deshacerse de las aguas residuales. El método de tratamiento iniciado en la década de los 50 fue el de Lagunas de estabilización. Tiene insuficiencias. Otros métodos son la Letrina, trinchera, tanque séptico, filtro de arena. Estos tienen poca capacidad y deben construirse separadas de pozos, aguas superficiales y edificaciones. Además, periódicamente deben trabajarse para recuperar su capacidad filtrante.

El Biofiltro es un filtro biológico de grava o arena, sembrado con plantas de pantano y con aguas residuales pre-tratadas. La experiencia inicial de Nicaragua se tuvo en 1996 y se ha visto que es una tecnología atractiva para países en desarrollo.

Biofiltro - Una alternativa viable a las lagunas de estabilización, Nicaragua

Video

 

Las lagunas de estabilización son el proceso de tratamiento de desagües más comúnmente utilizado para pequeñas comunidades, en la Región Latinoamericana y del Caribe. 

Es un proceso de estabilización natural, que consiste en mantener el desagüe en las lagunas por un período de retención suficientemente elevado hasta lograr la estabilización de la materia orgánica, a través de la simbiosis entre las algas, productoras de oxígeno y las bacterias que lo utilizan para metabolizar la materia orgánica produciendo CO2, que a su vez lo consumen las algas. Un sistema de lagunas de estabilización opera bajo condiciones totalmente naturales.

A pesar de su simplicidad, las lagunas de estabilización requieren un mínimo de operación y mantenimiento. Para garantizar el buen funcionamiento, es necesario remover la materia flotante (grasas y desechos) de las lagunas facultativas, retirar las malezas que crezcan en los taludes y eliminar la vegetación en el interior de los estanques. En casos de sobrecarga y mal funcionamiento, es necesario desviar el desagüe de la laguna hasta su recuperación. En cuanto al mantenimiento, los lodos acumulados en el fondo de las lagunas deben ser removidos periódicamente. La limpieza se efectúa retirando la laguna de operación, drenando su contenido y secando el lodo antes de su remoción. Durante estos períodos, el desagüe debe ser desviado a otra unidad.

 

Existen sistemas que pueden ser construidos por los usuarios, sin mayores dificultades técnicas, y otros donde necesariamente se incluyen equipos fabricados por empresas privadas, algunos de los cuales pueden estar patentados.

 

 

El sistema es adecuado para viviendas con conexiones domiciliarias de agua y cuando el suelo es permeable y no sujeto a inundaciones para recibir los efluentes o aguas residuales. Las aguas residuales están compuestas por las aguas grises y las aguas negras. Las aguas grises, también conocidas como aguas servidas, son las aguas provenientes de duchas, lavatorios y sifones de recolección de aguas de lavado que generalmente son jabonosas. Las aguas negras son aquellas aguas provenientes de los inodoros o aguas con excretas.

Las unidades sanitarias están conformadas por duchas, lavaderos e inodoro. Cuando se instalan esas unidades, las aguas residuales generadas deben ser tratadas antes de la disposición al ambiente. El tratamiento de las aguas residuales puede ser en pozos sépticos para unidades unifamiliares o multifamiliares; y la disposición final de los efluentes ya tratados, puede realizarse en zanjas de infiltración o pozos absorbentes.

Los pozos sépticos quitan materia sólida por decantación, al detener agua residual en el tanque, lo que permite que se decanten los sedimentos y que flote la capa de impurezas. Para que esta separación ocurra, el agua residual debe detenerse en el tanque un mínimo de 24 horas.

Las aguas residuales están compuestas por las aguas grises y las aguas negras. Las aguas grises, también conocidas como aguas servidas, son las aguas provenientes de duchas, lavatorios y sifones de recolección de aguas de lavado que generalmente son jabonosas. Las aguas negras son aquellas aguas provenientes de los inodoros o aguas con excretas.

 

 

 

Una Norma Municipal Importante:

Ningún poblador debe entrar al interior de un pozo séptico

Conviene que la limpieza se haga debidamente supervisada.

 

Guías de diseño de tanques sépticos, tanques Imhoff y lagunas de estabilización

Texto

Especificaciones técnicas para la construcción de tanques sépticos, tanques Imhoff y lagunas de estabilización

Texto

Guía para la operación y mantenimiento de tanques sépticos, tanques Imhoff y lagunas de estabilización

Texto

 

 

Este sistema es una variante de los pozos sépticos que considera la construcción de un módulo sanitario, con un biodigestor pre-fabricado y zanja de infiltración para el tratamiento de las aguas residuales producidas.

Las aguas residuales generadas son conducidas a un biodigestor con capacidad de 600 litros y posteriormente transferidas a una zanja de infiltración. El biodigestor es un equipo de tratamiento de aguas residuales, autolimpiable, que no necesita instrumentos para la extracción de lodos sino solo abrir una válvula para extraerlos cada 18 a 24 meses. Las aguas residuales tratadas en el biodigestor van a zanjas de infiltración, pozos absorbentes o se pueden reusar para pequeños sembríos.

 

 

Baños ecológicos con la tecnología biodigestor

Texto

 
   

Consiste en un hoyo excavado para la acumulación de las heces, cubierto con una losa sanitaria. Todo el conjunto está protegido por una caseta.

La función de la losa es aislar el pozo y también soportar la caseta, el tubo de ventilación y el usuario. Generalmente está fabricada en hormigón armado. Su dimensión usual es de 1 m2. La losa cuenta con dos orificios, uno para la disposición de las excretas y otro donde se inserta un tubo de ventilación.

Deben ser instaladas en zonas libres de inundación, manteniéndose una distancia mínima de las fuentes de agua.

El tamaño del pozo dependerá de la vida útil prevista para la letrina. Cuando el pozo se encuentre lleno hasta aproximadamente 75 % de su profundidad, será necesario cavar otro hoyo, trasladándose la losa, la caseta y el tubo de ventilación. A las excretas acumuladas en el primer foso se les adiciona cal y se tapan con tierra; posteriormente pueden ser utilizadas como abono, luego de un período de digestión de aproximadamente un año.

Guías de diseño para letrinas de procesos secos: 

  • Letrinas de hoyo seco,

  • letrinas de hoyo seco ventilado y

  • letrinas ecológicas secas.

Texto

Especificaciones técnicas para la construcción de letrinas de procesos secos

Texto

 

 

En estas unidades, las excretas son conducidas por un ducto de defecación directamente a un tanque lleno de agua, donde se procesa la digestión húmeda.

El extremo del ducto debe estar inmerso en el agua de 10 a 15 cm., formando un cierre hidráulico para evitar la proliferación de olores. El arrastre de las heces se realiza con ayuda de agua, que también sirve para mantener el nivel dentro del tanque. Un tubo de rebose conduce el líquido excedente a un pozo o zanja de percolación. Periódicamente, los sólidos acumulados en el tanque deben ser removidos y adecuadamente dispuestos.

 

   

El baño de arrastre hidráulico es similar a la anterior, con la diferencia que la losa cuenta con un aparato sanitario dotado de un sifón. El pozo de digestión puede estar desplazado con relación a la caseta, conectándose los dos a través de un tubo.

 En este caso la taza puede estar apoyada directamente en el suelo y ubicada en el interior de la vivienda. La cantidad de agua necesaria para el arrastre de las heces depende del tipo de tubo y de la ubicación del tanque, variando entre uno y tres litros como mínimo.

 

Guía de diseño de letrinas con arrastre hidráulico y letrinas de pozo anegado

Texto

Especificaciones técnicas para la construcción de letrinas con arrastre hidráulico y letrinas de pozo anegado

Texto

Operación y mantenimiento letrinas con arrastre hidráulico y letrinas de pozo anegado

Texto

 
   

Esta letrina, también llamada en otros lugares Baño Ecológico, está formada por una taza y dos cámaras. 

La taza debe permitir separar la orina de las heces, para minimizar el contenido de humedad y facilitar el deshidratado de las heces. La orina es recolectada aparte, para ser utilizada como fertilizante.

Las dos cámaras son impermeables e independientes. Cada cámara tiene volumen de 1 m3 aproximadamente. Ahí se depositarán solo las heces, utilizándose una cámara a la vez. Se adiciona cal, cenizas o tierra, luego de cada uso, para promover el secado y minimizar los olores.

Cuando la primera cámara esté llena a aproximadamente dos tercios de su capacidad, debe ser completada con tierra, pasándose a utilizar la segunda cámara. El contenido de la primera cámara podrá ser utilizado como abono, luego de 6 meses a un año, tiempo requerido para su estabilización .

 
 

 

 

El mantenimiento de los sistemas de saneamiento

 

El mantenimiento en los sistemas de saneamiento es necesario para tener el sistema operando en buenas condiciones, sin insectos, olores u otras incomodidades.

 

Los responsables por el mantenimiento de los sistemas de saneamiento deben contar con las herramientas necesarias para las tareas que se van a ejecutar. Como los desagües contienen gérmenes patógenos, es fundamental que los operadores dispongan de los elementos de protección requeridos para evitar la contaminación.

Las tareas de mantenimiento preventivo de redes de alcantarillado convencional, son de limpieza preventiva total de la red colectora, especialmente en las zonas de baja pendiente y de obstrucción frecuente, la inspección del estado de la red, la identificación de conexiones clandestinas de aguas pluviales y la limpieza de buzones o registros de inspedcción.

El mantenimiento de los sistemas condominiales está basado principalmente en una estrategia de mantenimiento preventivo, donde la participación de los usuarios es esencial. El usuario debe cuidar las instalaciones intradomiciliarias, evitando la descarga de residuos sólidos u otros desechos que puedan causar obstrucciones.

Las actividades de mantenimiento preventivo recomendadas son:

  • Inspecciones periódicas de redes y ramales condominiales.

  • Inspecciones periódicas para detectar conexiones clandestinas de aguas pluviales.

  • Talleres de educación sanitaria reforzando el tema de buen uso de los sistemas.

El mantenimiento correctivo se realizará según los requerimientos.

Las letrinas deben ser mantenidas en buen estado, a fin de evitar la presencia de moscas y olores desagradables.

El control rutinario del estado de la letrina debe incluir las siguientes actividades:

  • Verificar que las puertas, techo y paredes se encuentre en buen estado, haciendo las   reparaciones de ser necesario.

  • Mantener el aseo interno en la caseta, evitando la presencia de suciedad.

  • Para controlar olores, cuando se generen, se recomienda agregar 200 grs. de estiércol todos los días, hasta que se eliminen los olores. De no ser posible, puede agregarse ceniza o cal, o una mezcla de ambos, para neutralizar el olor.

  • Verificar que el tubo de ventilación esté con malla para evitar el ingreso de insectos. A demás, debe estar protegido del ingreso de aguas de lluvia.

Cuando en nivel de excretas en la letrina alcanzar el 75% de la profundidad del foso, será necesario trasladar la letrina a otro local. Para eso, se cavará otro foso, trasladándose la losa, la caseta y el tubo de ventilación. El foso anterior deberá ser clausurado, agregando primero una capa de cal y luego tierra hasta el nivel del terreno.

Debe estar disponible en la caseta un envase con agua de lavado. Después de cada uso, se agrega agua al hoyo de la losa, que debe permanecer tapado. Se recomienda una vez a la semana efectuar la limpieza de la losa.

Periódicamente se debe examinar la letrina, para identificar daños, reparando lo que sea necesario.

Este baño ecológico está fuera de la casa y debe protegerse de la lluvia.

Debe tenerse un trapo húmedo para la limpieza exterior y cuidar de que esté seca la cámara de las heces. Además, es mejor que cada cierto tiempo, con una madera se muevan las heces para que no se forme un montículo y se le eche tierra, para que se conviertan más rápido en compost.

 

Operación y Mantenimiento

de Sistemas de Agua

y Saneamiento

Compendio de manuales

1. Operación y mantenimiento de lagunas de estabilización de tipo facultativa

2. Operación y mantenimiento del sistema de alcantarillado convencional en zona rural

3. Operación y mantenimiento de letrinas de pozo seco ventilado

4. Operación y mantenimiento de letrinas con arrastre hidráulico

5. Operación y mantenimiento del sistema de alcantarillado condominial

6. Operación y mantenimiento de tanque séptico

7. Operación y mantenimiento de tanques Imhoff

8. Abastecimiento de agua potable por gravedad con tratamiento

9. Operación y mantenimiento de molinos de viento

10. Gasfitería básica 

 

Texto