Unidades

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el Saneamiento Básico Rural

Agua y saneamiento rural

Manejo integrado de residuos sólidos

Educación sanitaria y ambiental

Responsables locales del saneamiento básico

La promoción del saneamiento básico

 

 

 

 

   

 

   

Guía de orientación en Saneamiento Básico

 
   

Sistemas de Agua y Saneamiento Rural

2.1

El agua y saneamiento en las zonas rurales

2.2

Fuentes de agua y métodos de aforo

2.3

Principales sistemas rurales de abastecimiento de agua

2.4

Principales sistemas rurales de saneamiento

2.5 Planes de seguridad del agua (PSA)

2.6

Control y vigilancia de la calidad del agua

 

Fuentes de agua y métodos de aforo

 

Tipos de fuentes

Calidad del agua en la fuente

La protección de las fuentes

Métodos de aforo

 

 

 
 
Resumen de la 2da unidad:
2.2
Fuentes de agua y métodos de aforo
 

2.2     Fuentes de agua y métodos de aforo

 
   

Tipos de fuentes

 
   

Las fuentes de abastecimiento de agua pueden ser:

  • subterráneas: manantiales, pozos, nacientes;

  • superficiales: lagos, ríos, canales, etc.; y

  • pluviales: aguas de lluvia.

 

Para la selección de la fuente de abastecimiento deben ser considerados los requerimientos de la población, la disponibilidad y la calidad de agua durante todo el año, así como todos los costos involucrados en el sistema, tanto de inversión como de operación y mantenimiento.

 

El tipo de fuente de abastecimiento influye directamente en las alternativas tecnológicas viables. El rendimiento de la fuente de abastecimiento puede condicionar el nivel de servicio a brindar. La operación y el mantenimiento de la alternativa seleccionada deben estar de acuerdo a la capacidad de gestión de los beneficiarios del proyecto, a costos compatibles con su perfil socio económico.
 

 
 

La captación de aguas subterráneas se puede realizar a través de manantiales, galerías filtrantes y pozos, excavados y tubulares.

 

Las fuentes subterráneas protegidas generalmente están libres de microorganismos patógenos y presentan una calidad compatible con los requisitos para consumo humano. Sin embargo, previamente a su utilización es fundamental conocer las características del agua, para lo cual se requiere realizar los análisis físico-químicos y bacteriológicos correspondientes.

 

 
   
 

Las aguas superficiales están constituidas por los ríos, lagos, embalses, arroyos, etc.

 

La calidad del agua superficial puede estar comprometida por contaminaciones provenientes de la descarga de desagües domésticos, residuos de actividades mineras o industriales, uso de defensivos agrícolas, presencia de animales, residuos sólidos, y otros. 

En caso de la utilización de aguas superficiales para abastecimiento, además de conocer las características físico químicas y bacteriológicas de la fuente, será preciso definir el tratamiento requerido en caso que no atiendan a los requerimientos de calidad para consumo humano.
 
   

Calidad del agua en la fuente

   
 

La calidad del agua debe ser evaluada antes de la construcción del sistema de abastecimiento. El agua en la naturaleza contiene impurezas, que pueden ser de naturaleza físico-química o bacteriológica y varían de acuerdo al tipo de fuente. Cuando las impurezas presentes sobrepasan los límites recomendados, el agua deberá ser tratada antes de su consumo. Además de no contener elementos nocivos a la salud, el agua no debe presentar características que puedan rechazar el consumo.

 

Se define como agua potable aquella que cumple con los requerimientos de las normas y reglamentos nacionales sobre calidad del agua para consumo humano y que básicamente atiende a los siguientes requisitos:

 

  • libre de microorganismos que causan enfermedades;

  • libre de compuestos nocivos a la salud;

  • aceptable para consumo, con bajo contenido de color, gusto y olor aceptables; y

  • sin compuestos que causen corrosión o incrustaciones en las instalaciones sanitarias.

 

Lista de Valores Guía,
en Orientaciones sobre agua y saneamiento para zonas rurales, páginas 8 y 9

Texto
 

 

   

Vías de contaminación y ejemplos de patógenos relacionados con el agua

 

 

 
 
 

El agua para consumo humano debe cumplir los estándares de calidad establecidos por las normas vigentes de cada país.

Las “Guías para la Calidad del Agua de Consumo Humano” de la Organización Mundial de Salud establecen las recomendaciones de los valores límites para los diferentes contaminantes que pueden ser encontrados en el agua de consumo humano.

Algunos de los valores guía, recomendados por la OMS se refieren a los siguientes aspectos:

  • Valores guía para verificación de la calidad microbiana

  • Valores guía para elementos químicos de importancia a la salud presentes naturalmente en el agua potable

  • Valores guía para elementos químicos provenientes de fuentes industriales o residenciales de importancia a la salud en el agua potable

  • Valores guía para elementos químicos provenientes de actividades agrícolas de importancia a la salud en el agua potable

  • Valores guía para elementos químicos utilizados en el tratamiento del agua de importancia a la salud en el agua potable

Por ejemplo, al referirse a la calidad microbiana, se indica

 
Organismos Valor guía
Toda agua destinada a consumo humano E. Coli o coliformes termotolerantes No detectable en ninguna muestra de 100 ml.
 

A pesar de E. Coli ser un indicador más preciso de la contaminación fecal, el conteo de coliformes termotolerantes es una alternativa aceptable. Si es necesario, deben ser realizadas pruebas confirmatorias. Coliformes totales no son indicadores aceptables de la calidad sanitaria de sistemas de abastecimiento, particularmente en áreas tropicales, donde varias bacterias sin significado sanitario existen en la mayoría de las fuentes sin tratamiento.

Se reconoce que en la gran mayoría de sistemas rurales de agua, especialmente en países en desarrollo, la contaminación es diseminada. Especialmente en estas circunstancias, deben ser establecidas metas de mediano plazo para el mejoramiento de los sistemas de abastecimiento de agua.

En caso de detección de E. Coli, deben ser previstas acciones inmediatas de investigación.

 

 
 

Lista de Valores Guía,
en Orientaciones sobre agua y saneamiento para zonas rurales, páginas 8 y 9

Texto
 

 

Documentos a texto completo, referencias, normas de calidad por países y Guías de la OMS sobre vigilancia y control de la calidad del agua para consumo humano.

En la BVSDE-Biblioteca Virtual de Desarrollo Sostenible y Salud Ambiental

Internet
 

 

 

La protección de las fuentes

La protección de fuentes de agua o nacimientos es un conjunto de prácticas que se aplican para mejorar las condiciones de producción de agua, en calidad y cantidad, reducir o eliminar las posibilidades de contaminación y optimizar las condiciones de uso y manejo.

 

Estas prácticas pueden ser:

  • En el área de recogimiento de la fuente. Para aumentar la infiltración de agua en el suelo, recargar la capa freática que la sostiene y evitar la contaminación.

  • En el afloramiento del agua. Para mejorar la captación y eliminar la contaminación local.

  • En el uso y manejo del agua. Para evitar los desperdicios y la contaminación, tanto local como aguas abajo.

 

Las normas de los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República, Dominicana, Surinam, Uruguay, Venezuela.

En ese sitio web, la BVSDE-Biblioteca Virtual de Desarrollo Sostenible y Salud Ambiental, se encuentran documentos a texto completo, referencias, normas de calidad del agua por países y Guías de la OMS sobre vigilancia y control de la calidad del agua para consumo humano.

Internet
 

 
   

Vieira, M.J (2002). Protección y Captación de Pequeñas Fuentes de Agua. CENTA – Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal / Proyecto CENTA – FAO – Holanda. El Salvador.

Parte 1: Introducción

Parte 2: Prácticas de protección de nacimientos de agua

Parte 3: Pequeños reservorios y pozos artesanales

Parte 4: Costos para la protección de fuentes de agua

Parte 5: Aspectos legislativos

Internet
 

 
 

Los contaminantes tienen un impacto significativo en los problemas de calidad del agua, sin embargo, normalmente son de difícil definición y cuantificación, por ese motivo muchas veces los programas de control no las tienen en consideración adecuadamente.

Las formas de contaminación del agua se dividen en dos tipos:

  • Puntuales.

  • No puntuales.

Formas puntuales

Son las descargas en puntos definidos, como las descargas de emisores de desagües, industrias, etc. Los desagües domésticos presentan una gran cantidad de contaminantes que pueden provocar daños al ambiente, por ese motivo deben ser tratados antes de su disposición final.

 

Formas no puntuales

La contaminación no puntual está asociada a las aguas de lluvia, deshielo, percolación, etc.  La contaminación difusa es la que está asociada a fuentes no puntuales. A medida que la lluvia cae, acarrea contaminantes naturales o producidos por el hombre.

 

Tales contaminantes pueden ser:

  • Exceso de fertilizantes, herbicidas e insecticidas, provenientes de usos agrícolas o domésticos;

  • Aceites, grasas y contaminantes tóxicos transportados por el arrastre de agua de lluvia en zonas urbanas;

  • Sedimentos provenientes de construcciones, zonas agrícolas o erosión;

  • Drenaje ácido de minas abandonadas;

  • Materia orgánica y microorganismos provenientes de zonas de ganadería;

  • Arrastre de basura;

  • Contaminantes en la atmósfera (material en partículas y otros compuestos); entre otros.

 
 
 

La protección de las fuentes es de importancia fundamental para garantizar el abastecimiento de agua de buena calidad. Es importante evitar la contaminación, ya que el tratamiento puede tener un costo muy elevado.

 

Las fuentes de agua subterránea, como manantiales y pozos, deben estar protegidas contra las inundaciones y aguas superficiales. Se recomienda establecer un perímetro de protección para que el acceso de personas y animales esté restringido. Deben restringirse o prohibirse las actividades o instalaciones que puedan contaminar las aguas subterráneas, o que afecten el caudal realmente aprovechable para el abastecimiento a la población

 

Espinoza, C., Muñoz R., Lobo, G. (2004). Hacia una propuesta de zonas de protección de captaciones en Chile. IV Seminario –Taller Protección de Acuíferos frente a la Contaminación: Protección de la Calidad del Agua. Lima, Perú.

1. Introducción
2. Objetivos
3. Situación actual de Chile
4. Perímetros de protección de pozos
4.1  Aspectos generales
4.2  Metodologías para diseño de zonas de protección de pozos
4.3  Reglamentación internacional
4.3.1   España
4.3.2   EEUU - New Jersey
4.3.3   Inglaterra
4.3.4   Dinamarca
4.3.5   Banco Mundial
5. Selección de una metodología para Chile
6. Conclusiones

Internet
 

 

 

Para la prevención de la contaminación de las fuentes, se debe dar atención especial a las medidas para controlar la contaminación puntual y no puntual, tal como se señala a continuación:

 

Prevención de la contaminación por actividades agrícolas

  • Gestión de los residuos sólidos animales para evitar la contaminación del agua superficial y subterránea.

  • Reducción del uso indiscriminado de pesticidas y fertilizantes.

  • Eliminar el uso de pesticidas de elevada toxicidad, dando prioridad al uso de productos de origen biológico menos contaminantes.

  • Reducción de la erosión a través del empleo de prácticas conservativas.

  • Disposición adecuada de los envases de pesticida, contenedores, agua de limpieza, etc.

Prevención de la contaminación por arrastre de agua de lluvia en zonas urbanas

  • Disponer de un sistema de recolección adecuada y oportuna de basura.

  • Mantener calles y patios de las casas libres de basura, hojas, botellas, etc.

  • Evitar la defecación en zonas abiertas y sujetas a arrastre. Disposición adecuada de heces.

  • Disponer adecuadamente restos de pintura, aceite usado, productos químicos domésticos, etc., nunca echar a la calle o a los desagües.

  • Los aceites usados deben ser recolectados; de ninguna manera esos productos deben ser descargados en los desagües o en las calles.

  • Controlar zonas de erosión con adecuada protección.

  • Adecuada operación y limpieza de tanques sépticos.

  • Utilizar detergentes con bajo contenido de fósforo, para reducir la cantidad de nutrientes descargada en lagos y ríos.

Prevención de la contaminación por actividades mineras

  • Con relación a las actividades industriales o mineras, es necesario evaluar previamente a su implantación los impactos ambientales que pueden ser generados a lo largo de su operación, previéndose las medidas mitigadoras correspondientes, tales como el tratamiento de las aguas residuales generadas, la disposición adecuada de los residuos sólidos, el reciclaje de aguas, la recuperación de sustancias químicas, etc.

 
 

Métodos de aforo

Es necesario medir la cantidad de agua de las fuentes, para saber la cantidad de población para la que puede alcanzar. El aforo es la operación de medición del volumen de agua en un tiempo determinado. Esto es, el caudal que pasa por una sección de un curso de agua. El valor del caudal mínimo debe ser mayor que el consumo máximo diario con la finalidad de cubrir la demanda de agua de la población futura. Lo ideal sería que los aforos se efectúen en las temporadas críticas de los meses de estiaje (los meses secos) y de lluvias, para conocer caudales mínimos y máximos.

Existen varios métodos para determinar el caudal de agua y los más utilizados en los proyectos en zonas rurales son los métodos volumétrico y de velocidad-área.  El primero es utilizado para calcular caudales hasta con un máximo de 10 lts./seg. y el segundo para caudales mayores a 10 lts./seg..

 

Se recomienda preguntar a los pobladores de mayor edad acerca del comportamiento y las variaciones del caudal que pueden existir en la fuente, ya que ellos conocen con mayor certeza si la fuente de agua se seca o no o la variación de los niveles.

 

 

Aspectos técnicos: documento Lampoglia, Agüero y Barrios (2008) Orientaciones sobre agua y saneamiento para zonas rurales. SER, pás 13 y ss.

Texto
 

 

El método consiste en tomar el tiempo que demora en llenarse un recipiente de volumen conocido. Posteriormente se divide el volumen en litros entre el tiempo promedio en segundos, obteniéndose el caudal en lts./seg.

 

 

 

Con este método se mide la velocidad del agua superficial que discurre de la fuente tomando el tiempo que demora un objeto flotante en llegar de un punto a otro en una sección uniforme. 

 

Se toma un trecho de la corriente; se mide el área de la sección; se lanza un cuerpo que flote, aguas arriba de primer punto de control, y al paso del cuerpo por dicho punto se inicia la toma del tiempo que dura el viaje hasta el punto de control corriente abajo. El resultado de la velocidad se ajusta a un factor de 0.8 a 0.9

 

 

 

Secciones de control artificiales para aforar corrientes naturales

Aforo con vertedero es otro método de medición de caudal, útil en caudales pequeños.

Se interrumpe el flujo del agua en la canaleta y se produce una depresión del nivel, se mide el tamaño de la lámina de agua y su altura. El agua cae por un vertedero durante cierto tiempo, se mide la altura de la lámina y se calcula la cantidad de agua que se vertió en ese tiempo.

 
   

Estas mediciones son válidas para la fecha en que se efectúan. Se recomiendan mediciones periódicas para conocer las variaciones del flujo